Alcohol y deportes

Es justo decir que el alcohol está estrechamente relacionado con los deportes en casi todos los niveles. Muchas cervecerías patrocinan equipos o eventos deportivos, y este vínculo es especialmente fuerte en los deportes típicamente masculinos. En el caso de los fanáticos de los deportes, esta conexión es aún más pronunciada, porque al final: «Como puedes imaginar, ver un partido de fútbol sin una cerveza en la mano».

Alcohol y ejercicio

El alcohol es un depresor, no un estimulante, como dice mucha gente. Su consumo tiene un impacto negativo en el rendimiento deportivo, perjudicando características y habilidades clave como el tiempo de reacción, la coordinación, el equilibrio. Las investigaciones también muestran que el consumo de alcohol disminuye la fuerza, la fuerza y ​​la resistencia.
Sin embargo, el abuso de alcohol después del entrenamiento tiene un efecto muy negativo en la capacidad del cuerpo para regenerarse, así como en el rendimiento y el rendimiento del jugador durante la siguiente sesión de entrenamiento.

Beber mucho alcohol tiene muchas consecuencias a corto y largo plazo:

Efectos a corto plazo:

  • Deshidratación: la intensidad de esta acción está estrechamente relacionada con la concentración de alcohol en las bebidas que consumimos. En el caso de las bebidas alcohólicas (como el vodka puro), definitivamente contribuirán a la deshidratación. Sin embargo, si bebe bebidas a base de vodka con mucho jugo u otro líquido o cerveza de concentración media a baja, no deberían afectar negativamente nuestra hidratación. Sobre todo si empezamos a consumir alcohol bajo en alcohol, debidamente hidratado y bebiendo agua antes de acostarse.
  • exacerbación del daño del tejido muscular: el daño al tejido blando requiere que el cuerpo restrinja el flujo sanguíneo a su alrededor. El efecto del alcohol es el contrario, aumenta la presión arterial y por lo tanto también aporta más sangre en la zona dañada, inhibiendo y prolongando la regeneración.
  • Toma de decisiones más lenta: es obvio que después de algunos tragos, la evaluación de la situación y la capacidad para tomar decisiones racionales se ven seriamente afectadas. Esto aumenta el riesgo de lesiones por un accidente o simplemente por un combate normal.

Efectos a largo plazo:

El alcohol se considera un potenciador del almacenamiento de grasa, ya que pierde el control sobre la calidad y cantidad de los alimentos que consume. Si el consumo de alcohol se acompaña del consumo de alimentos ricos en grasas, la grasa se envía directamente a las reservas del organismo, porque el organismo obtiene su energía del alcohol digerido.

Efectos indirectos del atleta:

Además de los efectos directos en el cuerpo, el consumo de alcohol puede tener otras consecuencias negativas.
A continuación, se muestran algunos ejemplos:

  • el hombre se distrae, y esto interfiere con la implementación de la estrategia nutricional destinada a restaurar las reservas de energía, hidratar el cuerpo y reparar el daño muscular después del ejercicio
  • A menudo se consumen artículos que no deberían estar en la dieta.

Los efectos directos e indirectos combinados del consumo de alcohol pueden afectar seriamente la regeneración de los atletas después del entrenamiento, el rendimiento durante el ejercicio posterior y potencialmente peligrosos para la carrera deportiva de un jugador.

¿Cómo atravesar con seguridad el grupo abandonado?

Beber cerveza o tomar una copa con compañeros de equipo suele ser una forma de celebrar un evento o una victoria. A continuación, se incluyen algunas pautas para ayudarlo a pasar esta noche de manera segura y minimizar los efectos de beber.

debe

  • planifique con anticipación: piense a dónde va, con quién y cuánto va a beber, piense en los planes de entrenamiento y otros compromisos que tiene para el día siguiente
  • Coma antes y durante la bebida: comer alimentos ricos en carbohidratos después del ejercicio ayuda a reponer el glucógeno muscular. La comida en el estómago limita la cantidad de alcohol que puede ingresar al torrente sanguíneo. Además, cuando come, bebe más lentamente.
  • establezca su propio ritmo: tome refrescos entre tragos con alcohol. Puede comenzar la fiesta con agua, jugo o una bebida muy suave. Beberá mucho más rápido si tiene sed, por lo que beber un refresco al principio de la fiesta es una buena idea, especialmente si acaba de hacer ejercicio.
  • Beba despacio: beba un sorbo, no lo beba con avidez. Coloque un vaso entre sorbos
  • elija bebidas bajas en alcohol
  • si necesita asumir el papel de un conductor, si es posible, actúe como un conductor, en esto no tendrá ningún problema en entregar el alcohol a sus colegas. Traiga a otros miembros a su casa, ellos respetarán sus decisiones y, al mismo tiempo, será de mucha ayuda para el grupo
  • Beba bebidas separadas: no permita que se rellene la bebida si no ha terminado, entonces es muy difícil controlar el consumo
  • asegure su profesión: si todavía está ocupado, beberá menos
  • evite las colas para beber: le harán beber más de lo planeado; si no tiene otra opción, beba muchos refrescos durante sus descansos
  • Beba muchos refrescos antes de acostarse. Una de las mejores formas de evitar la resaca es beber mucha agua antes de acostarse y beberla durante una fiesta.

Por último, pero no menos importante:

A excepción de las condiciones médicas, pequeñas cantidades de alcohol, como una copa de vino para la cena o una copa de cerveza durante una barbacoa, no dañarán a nadie. Al contrario, pueden ayudar, el alcohol es un antioxidante , es decir, «elimina» los radicales libres que afectan al envejecimiento celular. Por supuesto, estamos hablando de una pequeña cantidad de alcohol, no de abuso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *